Si bien se conoce que aún no existe una vacuna contra este virus, se sugiere mantener el aislamiento desde casa y usar equipos de protección al salir, ya sea por realizar compras en el mercado, a una farmacia, centros de salud y asistir al trabajo.

Inicios del Coronavirus

El coronavirus o COVID-19 fue reportado por primera vez el martes 7 de enero de 2020, por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades en China, luego de que el 31 de diciembre de 2019 la Comisión de Salud Municipal de la ciudad de Wuhan en la provincia de Hubei, notificara 27 casos de un tipo de neumonía de etiología desconocida, según lo indica el portal web policlinicametropolitana.org

En el momento en que el virus se expandió por todo el mundo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) comenzó a dar medidas para evitar contraer el coronavirus.

La primera fue lavarse las manos seguidamente, al salir no tocarse la cara ni tener contacto con nadie, usar guantes, lentes y usar tapabocas de manera obligatoria.

Crisis económica en el mundo impone la flexibilización

Ya han pasado siete meses desde su descubrimiento y en el mes de junio de 2020 presentaron en varios países una fase llamada “medidas de flexibilización” para darle paso a la economía que se paralizó a causa del mismo.

Desde allí hemos visto en restaurantes, cafés, bares y centros comerciales a los trabajadores y algunos consumidores usar “Pantallas faciales” inclusive unos las llevan con tapaboca para mayor prevención.

Fase 2 y 3: La guía de la desescalada: todo lo que se puede hacer ...

Pero en realidad, ¿las pantallas faciales nos estarán protegiendo de contraer el coronavirus?

Según el portal de noticias BBC, en donde cita un artículo de JAMA, la revista de la Asociación Médica Estadounidense, explica que “sí”.

El especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad de Lowa, Eli Perencevich, la describe como, “cómodas de usar, protegen los portales de entrada del virus y reducen la potencial autoinoculación, ya que evitan que el usuario se toque la cara”.

Otra de las ventajas de las pantallas faciales es que beneficia al trabajador que tiene contacto verbal con el público, ya que no es necesario quitárselas para hablar, pueden usarse muchas veces y limpiarse con facilidad con agua y jabón o desinfectantes comunes.

Pin en Tapaboca

Por otro lado, la OMS hace dos semanas explicó que hay una mutación de este virus y que “existe una evidencia emergente” que se propague a través del aire, si esto es cierto, las pantallas faciales quedan descalificas con más del 60% del uso y le siguen dando prioridad al uso del tapabocas, otros especialistas recomiendan usar los dos equipos de protección al mismo tiempo.

PortaldeHoy.Info/ Información de BBC

Impactos: 34

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *